Las consecuencias de regalar ropa a medida a una mujer soltera


El hermanastro de Elizabeth Sauron, Veedal Sauron, no era familia para ella. De hecho, siempre lo había considerado su enemigo.

La razón era que él había sido una de las personas que competían por el puesto de duque del Ducado de Sauron, y porque había ido tras la vida de ella.

Cuando Elizabeth era aún más joven de lo que era ahora, había sufrido mucho a manos de la facción de Rudel y de la facción de Veedal, el hombre que había sido derrotado completamente en el conflicto para convertirse en jefe de la casa Sauron y que ahora se arrastraba ante ella.

Los hermanastros de Elizabeth habían extendido el rumor de que su madre, Amelia Sauron, le había sido infiel a su marido, lo que hizo que la gente empezara a susurrar rumores aparentemente creíbles pero falsos de que Elizabeth en realidad ni siquiera podría ser hija del duque Sauron.

Elizabeth sabía que la larga hospitalización de su madre tras enfermar mentalmente se debía a una conspiración urdida por su patrocinador, el conde Reamsand, y el director del Hospital de Psicoterapia. Sin embargo, fueron sin duda sus hermanastros quienes la habían acorralado mentalmente y dado al conde la oportunidad de llevar a cabo esa conspiración.

Difundir rumores falsos como éste era una táctica habitual en las rencillas políticas, y guardar un profundo rencor a cada uno de ellos le dejaría a uno con demasiados enemigos y le haría imposible competir en la sociedad de los nobles. La forma habitual de responder a tales rumores era difundiendo rumores igualmente desprestigiados de vuelta o haciendo que el difusor del rumor pagara por ello de alguna manera… y una vez tomada tal retribución, las cosas se considerarían igualadas.

De hecho, Vandalieu ya había tomado amplias represalias contra Earl Reamsand y el director del Hospital de Psicoterapia, los principales culpables de la larga hospitalización de Amelia y su estado actual, que todavía era difícil de describir como “vuelta a la normalidad”.

Pero Elizabeth todavía era demasiado joven para dejar atrás algo como esto.

Siempre pensé que, si tuviera la oportunidad, les haría arrastrarse y pedir perdón por lo que le hicieron a mamá, que les haría lamerme los zapatos, pensaba Elizabeth. Y cuando lo hicieran, les daría una patada en la mandíbula y les diría: “Os dije que limpiarais mis zapatos, no que los ensuciarais con vuestra saliva”. Siempre me lo imaginé, pero…

Veedal, una de las personas que ella tanto detestaba, se encontraba en ese momento de rodillas frente a Vandalieu, como aferrándose a sus pies… y poco a poco se acercaba aún más.

“¡Haré lo que sea! ¡Mis subordinados y yo confesaremos todas nuestras fechorías contra Elizabeth-sama y Amelia-sama! ¡Entregaré toda la información que tengo sobre Rudel-aniue! ¡Les contaré toda la información confidencial del Ducado de Sauron de la que estoy al tanto! Así que, por favor, evitad que me arranquen la cara”. suplicó Veedal.

“Ah, sí, sí. ¿Puedes calmarte y callarte?”, dijo Vandalieu.

En el rostro de Veedal no se veía ni rastro de desagrado; su expresión no parecía otra que la de un hombre sin carácter que intentaba hacerle la pelota — (halagar) — a alguien. A Elizabeth le costaba creer que se tratara de su apuesto hermano mayor, que siempre llevaba una expresión neutra.

Antes de que Vandalieu regresara, Veedal se había arrastrado a los pies de Elizabeth como lo estaba haciendo ahora con Vandalieu. Si ella le hubiera pedido que lamiera sus zapatos, él los habría lamido con gusto hasta que su lengua hubiera desgastado su superficie.

Es un poco asqueroso. Y empiezo a sentirme estúpida por luchar tanto todos los días para ver esto… No le hagamos lamer mis zapatos y luego le demos una patada en la mandíbula, pensó Elizabeth, abandonando su plan principal inicial de venganza.

La razón principal de esto fue porque Veedal le parecía repugnante.

“En cuanto a lo que haré con el Ducado de Sauron, los detalles concretos dependerán de Rudel Sauron, el actual duque, pero… no haré sufrir sin sentido al pueblo del Ducado de Sauron, y no os arrancaré la cara a ti y a Rudel ni os secuestraré*”, dijo Vandalieu.

“¡¿Ah, sí?! ¡Muchas gracias! Muchas gracias!” gritó Veedal, inclinando la cabeza hacia Vandalieu una y otra vez con esperanza en su expresión.

Pero Elizabeth esperaba exactamente lo contrario de lo que Veedal estaba pensando. Aunque no le haga nada directamente, es probable que las cosas no salgan como él piensa.

Por lo que Elizabeth sabía, Vandalieu no solía referirse a la gente como “omae”. Sólo utilizaba esta palabra cuando se dirigía a sus enemigos y a otras personas contra las que sentía animadversión. Aunque el nombre de Veedal se parecía al del Imperio Demonio de Vidal, parecía que Vandalieu no tenía ningún sentimiento amistoso hacia él.

TLN*: Vandalieu se refirió a Veedal conお前/ omae en esta oración.

Y Vandalieu sólo había dicho que no haría sufrir al pueblo sin sentido y que no les arrancaría la cara a Veedal y Rudel ni los secuestraría. Eso era todo.

Mirándolo de otra perspectiva, Vandalieu estaba diciendo que él podría hacer a gente sufrir si hubiera algún significado en eso para él, y él podría matar Veedal y Rudel sin secuestrarlos.

Por supuesto, Elizabeth creía que simplemente había elegido sus palabras para que técnicamente no fueran una mentira.

Vandalieu ocupaba el antiguo territorio de Scylla, y había aniquilado en numerosas ocasiones a los ejércitos enviados por Rudel Sauron para retomarlo. Como resultado, el Ducado de Sauron había perdido un número significativo de soldados, y había gastado una cantidad significativa de fondos en esos soldados. Los civiles habían sido reclutados para compensar la falta de soldados resultante, y también estaban siendo obligados a pagar impuestos más altos para compensar los fondos gastados.

Y antes de todo eso, el Ducado de Sauron ya se había visto perjudicado económicamente por la pérdida de ingresos fiscales procedentes del antiguo territorio Scylla.

Por lo tanto, no se podía decir que Vandalieu no hubiera causado sufrimiento a la gente del Ducado de Sauron… aunque si algún noble corriente le preguntara, probablemente insistiría en que no había causado ningún sufrimiento.

Y Vandalieu guardaba un firme resentimiento hacia Veedal y Rudel por lo que le habían hecho a Amelia. Rudel, como duque actual y en particular, había abandonado la resistencia liderada por Iris; no había forma de que Vandalieu sintiera emociones positivas hacia él.

Tras despedir cortésmente a Veedal, Vandalieu se volvió hacia Elizabeth.

“Elizabeth-sama, ¿qué quiere hacer con esos tipos? En este momento, creo que una ejecución pública como la del primer ministro Tercatanis sería pasarse”, dijo.

“No pensé que me lo preguntarían después de conocerlos cara a cara, pero… estoy de acuerdo en que una ejecución pública sería demasiado”, dijo Elizabeth.

El ex primer ministro Tercatanis había sido ejecutado públicamente: ahorcado en la horca instalada en la plaza de Orbaume tras el anuncio de sus crímenes.

A pesar de ocupar el cargo de primer ministro, que conllevaba grandes responsabilidades, había traicionado a su nación. Sin pruebas de que hubiera estado bajo el control de otra persona mediante métodos como la magia o el veneno, no había circunstancias atenuantes que tener en cuenta.

Y aunque las vidas de la gente de Orbaume se habían salvado (aunque muchos también se habían reencarnado como Demonios), había una gran cantidad de personas que habían perdido bienes preciosos. Se necesitaba algo para satisfacer el deseo de justicia del pueblo… Los nobles de Orbaume Central temían el riesgo de que, si perdían más apoyo del pueblo, se produciría un golpe de estado incluso sin que Vandalieu hiciera nada.

Pero estaba claro que la esposa, los hijos y los familiares de Tercatanis no tenían nada que ver con el incidente, y se consideró que habría sido difícil para cualquiera de ellos haber anticipado el incidente basándose en las acciones del ex primer ministro que condujeron a eso, por lo que no estaban relacionados con sus crímenes… aunque el rango de la corte de su casa disminuyó de marqués a barón, y se vieron obligados a pagar una gran suma en reparaciones, poniéndolos efectivamente al borde del colapso como casa noble. Probablemente les resultaría más fácil vender todos los activos que les quedan y vivir como plebeyos.

Vandalieu y Elizabeth entendieron que equiparar los crímenes de Veedal y Rudel con los del ex primer ministro sería ir demasiado lejos.

“Una cosa sería que el Ducado de Sauron declarara la guerra al Imperio Demoníaco de Vidal, pero si no lo están haciendo, la reputación de Rudel dentro de su ducado no es ni buena ni mala, y no está gobernando gravemente mal a su pueblo”, dijo Elizabeth. “Incluso si no es ejecutado públicamente, si alguien lo asesinara o muriera repentinamente, dado el momento, algunas personas afirmarían que definitivamente fue hecho bajo tus órdenes. Si los ciudadanos empiezan a creer eso, las cosas se pondrán problemáticas más adelante—aunque eso depende de si puedes tener relaciones adecuadas con el Ducado de Sauron o no.”

“Y siendo el comportamiento de Veedal el que es… no tengo ninguna razón para ejecutar a alguien que ha suplicado de rodillas y ofrecido todo lo que tiene”, dijo Vandalieu. “Pero me pregunto por qué se arrastró de esa manera. Aún no le he hecho nada”.

“No esperarás que lo sepa, ¿verdad?”, dijo Elizabeth.

“¿No será porque cuando lo rescatamos se dio cuenta de su poder, Vandalieu-sama?”, dijo Silkie mientras entraba en la habitación sin hacer ruido.

“Ya veo”, dijeron Vandalieu y Elizabeth.

Veedal había estado en la mansión de la casa Sauron, y su mente se había roto hasta el día de hoy desde que presenció el poder de Vandalieu y sus compañeros.

“En aquella época, nos resultaba difícil dedicarle el tiempo y el esfuerzo necesarios para tratarlo como a un invitado, así que… lo tratábamos con bastante rudeza, y creo que eso también debió de contribuir”, dijo Silkie.

“Ahora que lo pienso, mencionó que envió un mensaje al Ducado de Sauron diciéndoles que debían rendirse inmediatamente”, dijo Elizabeth.

“Incluso con la mente rota, demostró una decisión y una iniciativa excelentes, hasta el punto de que cuesta creer que sea un noble. Ahora tengo una opinión ligeramente mejor de él”, dijo Vandalieu. “Entonces, Elizabeth-sama, ¿qué quieres hacer con el Ducado de Sauron?”, preguntó, preguntando qué políticas futuras hacia el Ducado de Sauron quería tomar.

“Ya te digo, eso es demasiado para que lo decida yo sola. Quiero decir, mi objetivo era acabar siendo duquesa Sauron, pero últimamente ese título carece de sentido”, dijo Elizabeth. “Es cierto que podría convertirme en duquesa si te pidiera que lo hicieras realidad, pero… ya he hablado con Mahelia y los demás y he llegado a la conclusión de que no debería obsesionarme más con convertirme en duquesa”.

Amelia, la madre de Elizabeth, se había convertido en una de las esposas del emperador del Imperio Demoníaco de Vidal, una nación con mucho más poder y fuerza militar que el Ducado de Sauron. Sólo eso ya era suficiente castigo para Elizabeth contra aquellos que la habían agraviado… Incluso había hecho que Veedal se arrastrara a sus pies, aunque había sido menos satisfactorio de lo que esperaba.

Si Elizabeth fuera la líder de una facción con un gran número de partidarios, no habría podido detenerse, aunque estuviera personalmente satisfecha con este resultado. Si tuviera partidarios y patrocinadores que hubieran hecho todo lo posible por ayudarla, no podría negarse a lo que ellos quisieran.

Pero su principal patrocinador había sido el conde Reamsand, el hombre que había ido tras su cuerpo y que actualmente estaba hospitalizado, y sus lacayos. Sus únicos seguidores, aparte de Mahelia, eran Zona, Macht y los demás de su grupo.

Naturalmente, tampoco tuvieron ninguna objeción a la decisión de Elizabeth.

“Ya veo… Entonces lo que venga después depende de Rudel”, dijo Vandalieu. “Aunque creo que, si Rudel desea retirarse y cederle a usted el derecho a gobernar el ducado, Elizabeth-sama, creo que lo razonable sería que usted se convirtiera en duquesa, aunque sólo fuera de nombre”.

“… ¿Ser duquesa sólo de nombre es todo lo que tengo que hacer?” Elizabeth preguntó.

“Sí, puedo cazar a un funcionario con talento y hacer que haga el trabajo de verdad, aunque sólo le han colgado y su cabeza sigue conectada”, dijo Vandalieu. “Y si es necesario, yo también ayudaré”.

“Danna-sama, sé que no tiene sentido que diga esto, pero estás trabajando demasiado”, dijo Silkie.

Y así, la política del Imperio Demonio de Vidal con respecto al Ducado de Sauron se decidió en gran medida.

• • •

Mientras tanto, Rudel se enfureció tras leer el informe de Veedal.

“¡Cómo es posible semejante disparate!”, gritó mientras hacía pedazos el informe y lo tiraba a un lado.

Hizo que el General Polbork y el Maestro del Gremio de Magos planearan contramedidas contra el antiguo territorio de Scylla que había sido nombrado como parte del Imperio Demoníaco de Vidal, y ordenó a su red de inteligencia que averiguara qué estaba ocurriendo exactamente en Orbaume.

Rudel no había presenciado en persona los sucesos de Orbaume; su mente no se había roto, y no había podido creer el informe de Veedal ni la información que ya le había sido comunicada por su red de inteligencia.

Pero tampoco tomó decisiones precipitadas y extremas, como entablar apresuradamente una relación de cooperación con el Ducado de Farzon o formar una alianza con el Imperio Amid, una nación enemiga, independientemente del resto del Reino de Orbaume.

Después de todo, sólo Rudel y sus ayudantes cercanos habían visto el informe de Veedal y se habían enfurecido contra el Imperio Demoníaco de Vidal. Y sólo los generales y funcionarios civiles se enfurecieron al enterarse de que el Ducado de Alcrem les había traicionado durante la batalla para retomar el antiguo territorio de Scylla.

Muchos de los ciudadanos de a pie del Ducado de Sauron aceptaban abiertamente el Imperio Demoníaco de Vidal. Alababan a Vandalieu, que había derrotado al Rey Demonio Guduranis.

Históricamente, el Ducado de Sauron siempre había sido una región donde florecía el culto a Vida, la Diosa del Amor y la Vida. No había razón para que vieran a la nación de un emperador que era celebrado y alabado por Vida como una nación enemiga.

Había probablemente algunos que pensarían diferentemente si vieran los No Muertos y los demonios que sirvieron a Vandalieu, pero los ciudadanos ordinarios habían oído solamente rumores, así que no tenían ninguna impresión fuerte de ellos. De hecho, estaban convencidos de que, si estos No Muertos y Demonios servían al “Salvador” que había derrotado al Rey Demonio, debían ser No Muertos y Demonios especiales.

Tampoco habían visto realmente a los miembros de las razas de Vida entre los compañeros de Vandalieu, así que no tenían mucha impresión con respecto a ellos tampoco.

De hecho, era incluso posible que fueran al revés y aceptaran a los No Muertos, a los Demonios, y a las razas de Vida completamente, como Vida misma los había aceptado. Ese fue el gran impacto que tuvo en la gente del Ducado de Sauron el gran logro de derrotar al Rey Demonio Guduranis y al ‘Salvador’ que había recibido los elogios de Vida.

Entonces, si uno se preguntara si la gente había olvidado que el antiguo territorio de Scylla les había sido arrebatado y habían luchado por él durante años, ese no era el caso. La gente recordaba muy bien estos acontecimientos… como causados por el Imperio Amid y los fracasos de Rudel Sauron.

La toma inicial del antiguo territorio de Scylla se debió a que el Imperio Amid ocupaba el Ducado de Sauron en ese momento, así que fue culpa del Imperio Amid.

Después de eso, fue culpa del duque Rudel por lanzar ataques contra el antiguo territorio de Scylla en numerosas ocasiones y fracasar en su reconquista. Fue culpa suya que los impuestos del pueblo hubieran subido y que sus hijos y hermanos hubieran sido reclutados.

Si esto ocurriera en el Japón actual, muchos entenderían que la causa era que el Imperio Demoníaco de Vidal había tomado unilateralmente el control del antiguo territorio de Scylla.

Sin embargo, a muchos de los habitantes de este mundo no les interesaba la política. Eso no podía evitarse, ya que nadie tenía oportunidad de involucrarse en la política a menos que fuera un rico comerciante que prestara dinero a los nobles, un miembro de alto rango de una Iglesia, un aventurero de alto rango de clase A o B, o uno de los pocos intelectuales de la sociedad como los eruditos.

Y no había medios de comunicación que les dieran esa información. Como mucho, oían letras escritas por bardos y mantenían conversaciones ociosas con mercaderes ambulantes. En las ciudades, había periódicos publicados por organizaciones como el Gremio de Comercio, pero incluso éstos contenían mucha menos información que los medios de comunicación de la Tierra actual.

Así, muchos de los ciudadanos del ducado no pensaban en el orden en que habían ocurrido los acontecimientos y tenían una comprensión incorrecta de la situación.

Elizabeth había descrito el gobierno de Rudel como “ni bueno ni malo”, pero eso sólo se aplicaba en el caso de que no se opusiera a Vandalieu. Si se oponía a Vandalieu, la opinión de la gente sobre él cambiaría inmediatamente en una dirección negativa.

Rudel y sus ayudantes habían considerado intentar corregir el malentendido de la gente, pero rápidamente se dieron cuenta de que sería una mala elección. Después de todo, aclarar ese malentendido requeriría criticar al “Salvador” Vandalieu.

Siendo ese el caso, estaban acorralados sin escapatoria. Como muchas de las naciones del mundo de Lambda, el Ducado de Sauron era una autocracia, pero si el pueblo le daba la espalda a Rudel y sus subordinados mientras el ejército estuviera en su actual estado de debilidad, les sería imposible mantener su gobierno.

Mientras Rudel y sus ayudantes reflexionaban sobre esta situación, a medida que seguían llegando informaciones más fidedignas que el informe de Veedal, el estado mental de Rudel pasaba de la indignación a la desesperación, como si hubiera aceptado su destino.

Aquellos como la “Parca del Antiguo Territorio de Scylla” y el “Demonio Cazador de Cabezas” por sí solos habían sido suficientes para derrotar repetidamente al ejército del Ducado de Sauron. Añádase a eso múltiples y poderosos Vampiros, incluyendo uno que tenía la habilidad de transformarse en otros, así como un Dragón Anciano volador con forma de serpiente, un enorme Barco Fantasma volador, un enjambre de huesos más grande que el castillo real, y Majin y Zombis que eran capaces de matar monstruos de Rango 10 o superiores con sus propios puños… y una horda de cientos de Demonios.

Esto no era una fuerza contra la que se pudiera luchar. Incluso si Rudel lograra una hazaña histórica formando una alianza con el Imperio Amid, una nación que había sido enemiga durante incontables años, lo único que cambiaría sería que sería el Ducado de Sauron en lugar de la nación escudo Mirg la que compartiría frontera con el resto del Reino de Orbaume.

Todo lo que sucedería después sería un ataque en pinza tanto del antiguo territorio de Scylla como del Ducado de Alcrem, pulverizando las fuerzas del Ducado de Sauron.

“Pensar que después de escapar con vida a duras penas del ejército del Imperio Amid, salir victorioso tras una lucha desesperada para convertirme en el jefe de la casa Sauron y gobernar a mi pueblo lo mejor que pude, éste sería mi destino… ¡Si hubiera sabido que las cosas acabarían así, le habría cedido el cargo de duque a Elizabeth desde el principio!”. murmuró Rudel Sauron, golpeando con un puño su trono.

Después de eso, cogió una pluma con una mano sin vida y escribió un documento en el que declaraba que cedería el cargo de duque del Ducado de Sauron a Elizabeth Sauron. 

• • •

Se consideraba que el Reino de Orbaume estaba formado por los doce ducados y el reino real conocido como Orbaume Central, para un total de trece territorios. Seis de ellos aún no habían decidido qué postura adoptarían contra el Imperio Demoníaco de Vidal.

El Ducado de Arthaba, que tardó en actuar debido a la conmoción causada por la gente perteneciente a la Iglesia de Alda

.

El Ducado de Corbitt, ducado del actual rey.

El Ducado de Jison, que se encontraba al sur del Ducado de Jahan y limitaba con el mar oriental del continente Bahn Gaia, donde el culto del pueblo a Peria era fuerte.

El Ducado de Zectoah, situado al este del reino real y junto al Ducado de Jison, donde el culto a Botin era relativamente fuerte.

El Ducado de Piltchkoff, al sur del reino real, donde la gente se apasionaba más por el comercio y el arte que por el culto a los dioses.

El Ducado de Lequst, que podría describirse como oportunista, habiendo tratado con justicia tanto a la sociedad humana como a las razas de Vida.

El rey, que era el jefe de la casa Corbitt, persuadió a su hijo, que se desempeñaba como gobernador local del Ducado de Corbitt, para que se pusiera del lado del Imperio Demonio de Vidal. Los Ducados de Jison y Zectoah también se pusieron del lado del Imperio Demonio de Vidal por razones geográficas.

Debido a que la Iglesia de Alda era muy influyente en el Ducado de Arthaba, declaró neutralidad como el Ducado de Jahan… aunque no estaba claro si permanecería neutral después de que la neutralidad del Ducado de Jahan terminara.

El Ducado de Piltchkoff decidió permanecer neutral durante un tiempo, interponiéndose entre el Ducado de Farzon y el resto de los ducados, planeando obtener beneficios comerciales. Pero la oposición del Ducado de Farzon a las fuerzas del Imperio Demonio de Vidal fue más firme de lo esperado. El Ducado de Farzon anunció que no aceptaría lazos con el Ducado de Piltchkoff, aunque optara por permanecer neutral, poniendo fin a los planes del Ducado de Piltchkoff, y más tarde declaró que se pondría del lado del Imperio Demonio de Vidal.

Por último, el Ducado de Lequst también intentó un enfoque oportunista que complaciera a ambos bandos, pero se vio acosado tanto por sus ciudadanos miembros de las razas de Vida como por el Ducado de Birgitt. Presionado por la opinión pública, anunció que también mantendría relaciones con el Imperio Demonio de Vidal.

Y así, sólo quedó el Ducado de Farzon oponiéndose al Imperio Demonio de Vidal. Los que permanecieron neutrales fueron el Ducado de Arthaba, así como el Ducado de Jahan, que planeaba unirse a la facción del nuevo Imperio Demonio de Vidal en el futuro. El resto de los ducados formaron la facción pro-Vidal.

Había diferencias en la calidez con la que cada ducado trataba al Imperio Demoníaco de Vidal; ducados como el de Lequst parecían claramente muy reacios, pero… en el Reino de Orbaume empezaba a formarse un ambiente en el que el culto a Alda declinaba y el culto a Vida aumentaba.

• • •

Mientras tanto, como Vandalieu llevó a cabo la reconstrucción y la restauración de Orbaume y la propagación de la palabra de Vida en el ducado de Jahan, él estaba haciendo simultáneamente el buen uso de las memorias del rey del demonio en el continente del rey del demonio y el continente demoniaco.

Familiares del Rey Demonio de tipo topo y topo-grillo con afiladas garras en los extremos de sus brazos, Familiares del Rey Demonio de tipo cangrejo y camarón con enormes pinzas, Familiares del Rey Demonio de tipo rinoceronte-escarabajo y ciervo-escarabajo con gruesos cuernos, y Familiares del Rey Demonio de tipo toro sirviendo como excavadoras, hablaban entre ellos mientras llevaban a cabo su trabajo de excavación.

“Sorprendentemente, la forma del continente no ha cambiado mucho, aunque faltan algunas de las esquinas y hay algunas partes nuevas que han surgido del mar”.

“Me han dicho que el Continente del Rey Demonio fue una vez convertido en un páramo por Bellwood y los demás, así que esperaba que faltaran penínsulas o que el continente se hubiera dividido en pedazos”.

“Supongo que sólo convirtieron la superficie en un erial. No creo que excavaran profundamente en el suelo”.

“Ah, es por eso que se volvió a llenar con Nidos del Diablo. Es posible que hayan pasado por alto el miasma en cosas como cuevas que se encuentran a gran profundidad…”

“Y creo que debido a que el continente estaba cubierto de Nidos del Diablo, terminó no siendo afectado por el paso de decenas de miles de años. Gracias a ello, la excavación avanza rápidamente”.

Las memorias del rey del demonio ya se habían fundido con el alma de Vandalieu después de que él las devorara y absorbiera. Así, Vandalieu podía evocar los recuerdos de Guduranis como si fueran los suyos propios.

Con estos recuerdos, utilizaba a los Familiares del Rey Demonio para excavar reliquias de la Era de la Mitología. Sin embargo, el Continente del Rey Demonio seguía repleto de monstruos, por lo que estos Familiares del Rey Demonio, que no estaban diseñados para el combate, tendrían problemas para llevar a cabo la tarea solos.

“Vandalieu, ¿podrías intentar no trabajar en un área demasiado amplia? No podremos vigilarlo todo”, dijo la Gigante Lunar Deeana mientras atravesaba a un monstruo con su enorme lanza.

Ella, al igual que la Diosa Reina de la Montaña Dragon Anciana Tiamat y Bakunawa, habían llegado al Continente del Rey Demonio como guardianes de los Familiares del Rey Demonio.

“Gracias. Lo tendré en cuenta”, dijo uno de los Familiares del Rey Demonio.

“Por cierto, ¿cómo se siente utilizar el equipo de transformación?” preguntó otro.

Deeana no llevaba hoy su armadura habitual; utilizaba el equipo de transformación que Vandalieu había creado para un Coloso como ella. La parte principal tenía forma de leotardo y una falda con una gran abertura; era un atuendo muy revelador. Era ligero, y las únicas partes blindadas eran una diadema que protegía la frente, guantes largos y calcetines hasta la rodilla que llegaban más allá de los codos y las rodillas, además de guanteletes y botas que protegían las manos y los pies.

Gracias al diseño, las proporciones equilibradas de su cuerpo eran claramente visibles bajo el equipo de transformación: su piel blanca y hechizante, un pecho amplio, una cintura estrecha y unas piernas hermosas.

“A ver… ¿Quizá es demasiado ligera? Mi equipo anterior tampoco era una armadura pesada, pero… puede que esta sea demasiado fina”, dijo Deeana, con las mejillas sonrojadas mientras apartaba la mirada.

Los Familiares del Rey Demonio tenían una mirada distante en sus ojos mientras miraban a Diana. “Lo siento, pero esto es lo mejor que puedo hacer debido a las limitaciones tecnológicas”.

Los colosos eran tan grandes como los dragones ancianos y los reyes bestia. Deeana era enorme desde el punto de vista humano, ya que medía unos cien metros, y había necesitado una gran cantidad de materiales y una cantidad aún mayor de tiempo y esfuerzo para crear su equipo de transformación.

Para entrar en más detalles, las piezas creadas eran tan enormes que si a Vandalieu no le importara cuánto tiempo les dedicaba, podría seguir mejorándolas durante años; Fortaleciendo la defensa del portador, la generación de barreras, mejorando la fuerza muscular del portador, aumentando la potencia explosiva del portador, propiedades anti-cuchilla, propiedades de resistencia al impacto, propiedades anti-frío, propiedades anti-calor, propiedades anti-electricidad, propiedades anti-veneno, propiedades anti-luz, propiedades anti-enfermedad, funciones de auto-reparación, velocidad de transformación mejorada, añadiendo formas de transformación alternativas, permitiendo al portador luchar bajo el agua, concediendo al portador la capacidad de volar… Vandalieu había añadido todas las funciones que se le ocurrieron al nivel más alto que pudo conseguir, pero aún se podía hacer más.

Después de todo, la tecnología fue diseñada para humanos. Los equipos de transformación fabricados para un Coloso tenían cientos, miles de veces más capacidad de mejora.

Por lo tanto, Vandalieu había disminuido el volumen total del equipo de transformación para completarlo… No era algo por lo que se sintiera culpable.

“¿Es porque mi hermano y sus hijos prefieren equipos ligeros?”. preguntó Deeana.

“No, en realidad se debe a las limitaciones tecnológicas”, respondió un Familiar del Rey Demonio. “Pero podría añadir más adornos. ¿Te gustaría que lo hiciera?”, dijo, sugiriendo una forma de reducir la cantidad de piel que Deeana tenía expuesta mientras llevaba el equipo de transformación.

“Y lo que es más importante”, dijo Deeana, cambiando de tema.

Giró sobre sí misma y permitió que los familiares del Rey Demonio vieran mejor el equipo de transformación. Su falda se agitó, creando un viento que balanceó ligeramente a los Familiares del Rey Demonio de cinco metros de largo que sustituían a la maquinaria pesada.

“¿Qué aspecto crees que tengo ahora mismo, en tu opinión?”. preguntó Deeana.

“Creo que te ves linda. Y la belleza de tus piernas es deslumbrante”, respondió un Familiar del Rey Demonio.

Al ver a Deeana entusiasmada por llevar ropa nueva, Vandalieu pensó que no se parecía en nada a una chica humana. Y la razón por la que había elogiado sus piernas era porque los Familiares del Rey Demonio a través de los cuales la miraba no eran capaces de ver ninguna otra parte de ella.

“Ya veo. Supongo que no me disgusta después de todo”, dijo Deeana. “Y también has aceptado darme los restos de Zerno…”.

“No, te habría dado los restos de Zerno, aunque no hubieras aceptado el equipo de transformación”, dijo un familiar del Rey Demonio.

Deeana había pedido a Vandalieu los restos de Zerno, el Dios Coloso, hacía varios días. Sin embargo, Vandalieu no había pretendido decir que Deeana necesitaba aceptar el equipo de transformación como condición para que él le diera los restos de Zerno, así que se apresuró a corregirla.

“¿En serio? Después de todo, tú eres el gran héroe que derrotó a Guduranis. Mi hermano y Tiamat siempre decían que así son los héroes, sí”, dijo Deeana, asintiendo para sí misma.

“¿Hmm?” dijo un Familiar del Rey Demonio.

Vandalieu tuvo la sensación de que se había producido algún gran malentendido. Pero antes de que pudiera preguntarle a Deeana al respecto, Bakunawa llegó corriendo hacia los Familiares del Rey Demonio, el suelo temblaba con cada uno de sus pasos.

“¡Papá!” Dijo Bakunawa. “¡Este papá dejó de moverse!”

Uno de los Familiares del Rey Demonio gruñó cuando lo pisaron.

“¡Bakunawa! Has pisado una de las entidades escindidas de Vandalieu”, dijo Deeana.

“Ah, lo siento, papá. Te he pisado”, dijo Bakunawa.

Un Familiar del Rey Demonio de tipo cangrejo había sido completamente aplastado bajo uno de los pies de Bakunawa, y un Familiar del Rey Demonio de tipo escarabajo-rinoceronte que tenía en la mano ya no se movía más allá de algún movimiento ocasional.

“Ah, mi conexión se cortó de repente con ese y me preguntaba por qué, pero ya veo. Lo aplastaste en tus manos”, dijo uno de los Familiares del Rey Demonio supervivientes.

“Papá, ¿se pondrá mejor este Papá?”. preguntó Bakunawa.

“Hmm, no. Tiene el cerebro aplastado”.

Bakunawa había venido aquí con Tiamat para ayudar a proteger a los Familiares del Rey Demonio, pero su edad mental aún era joven (de hecho, sólo había pasado un año desde que nació). Esta excursión le parecía más un picnic que un viaje de trabajo. Y Vandalieu había traído aquí a Bakunawa para que pudiera jugar con su hijo, ya que no podía traerlo a Orbaume.

El familiar del rey del demonio que Bakunawa sostenía había sido uno que Vandalieu había creado como juguete para él. Lo había construido para que fuera duradero, pero parecía que no había podido sobrevivir al comportamiento travieso de su revoltoso hijo.

“Ya veo… Lo siento, papá”, dijo Bakunawa con tristeza tras oír que el Rey Demonio Familiar no volvería a la vida.

Sostuvo los restos del Familiar Rey Demonio cerca de su pecho… luego se los comió con la enorme boca vertical que se extendía desde su cuello hasta su vientre. Una lengua se extendió desde la boca para agarrar también al Familiar Rey Demonio tipo cangrejo triturado, que se comió sin dejar un solo trozo de caparazón.

“Bakunawa, ¿comprendes el valor de la vida?” preguntó un Familiar del Rey Demonio.

“Sí, papá. Haré todo lo posible para no romperte más accidentalmente, papá”, respondió Bakunawa, lamentando la muerte de su mascota (el Familiar Rey Demonio) y dando un paso hacia la edad adulta.

“Bien, siempre y cuando lo entiendas”, dijo el Familiar Rey Demonio.

“Me siento bastante incómoda viendo esto, pero… ¿quizás debería cambiar mi perspectiva al respecto?”. Deeana murmuró a sí misma por alguna razón.

Pero esas palabras escaparon de sus labios docenas de metros sobre los Familiares del Rey Demonio, y Vandalieu no la oyó.

“Ahora bien, haré otro Familiar del Rey Demonio para reemplazar a ese”, dijo el Familiar del Rey Demonio.

“¡Yay!” dijo Bakunawa.

“Pero primero, debo convocar a mi cuerpo principal aquí… ¿Oh?” dijo sorprendido el Rey Demonio Familiar.

“… ¿Oh?” dijo la voz del cuerpo principal de Vandalieu en sorpresa también.

Solamente el cuerpo principal de Vandalieu podía crear Familiares del Rey Demonio. Los Familiares del Rey Demonio no podían crear nuevos Familiares del Rey Demonio por sí mismos… Si los creaba con la capacidad de dividirse en múltiples para empezar, podían dividirse en múltiples, pero eso no era lo mismo que crear nuevos Familiares del Rey Demonio.

Por lo tanto, tenía la intención de pedirle a Gufadgarn que teletransportara su cuerpo principal, pero en cambio, su cuerpo principal emergió de la sombra del Familiar Rey Demonio.

“¿Te teletransportaste aquí tan rápido?” dijo Deeana.

“No, iba a hacerlo, pero… Supongo que esto se debe a la ‘Técnica de vinculación del mundo demoníaco’. Parece que los Familiares del Rey Demonio han adquirido la capacidad de utilizar la habilidad ‘Técnica de vinculación del mundo demoníaco’”, dijo Vandalieu.

“En otras palabras, podré transportar mi cuerpo principal, personas y objetos a cualquier lugar donde mis Familiares Rey Demonio estén presentes, y los Familiares Rey Demonio podrán transportar personas y objetos a otros Familiares Rey Demonio”. explicó el Familiar Rey Demonio.

“Eso es muy conveniente. Muy bien hecho, Bakunawa”, dijo Vandalieu.

“Eso es asombroso, papá. Y gracias”, dijo Bakunawa mientras masticaba el Familiar Rey Demonio tipo cangrejo.

Esto había hecho a Vandalieu aún más ágil. El límite de distancia en su conexión con sus Familiares Rey Demonio ya había desaparecido, por lo que, si quisiera, podría colocar Familiares Rey Demonio en todo el mundo y viajar libremente instantáneamente a cualquiera de ellos… junto con cualquier persona dentro de sus Mundos Internos.

“Eso es increíble, pero parece que pronto podrás hacer más de tu cuerpo principal”, comentó Deeana.

“Hacer más de mi cuerpo principal… Supongo que lo intentaré”, dijo Vandalieu.

“… Quizás fue un descuido de mi parte decirlo”, dijo Deeana.

Pero antes de que Vandalieu pudiera intentar este nuevo acto tabú, Tiamat vino corriendo tras Bakunawa con un pequeño objeto en la mano.

“¡Vandalieu, he encontrado uno!”, dijo. “¡Es uno de los huesos de Zerno! Estaba en el fondo del pantano del que el chico bebió hasta secarse”.

Los recuerdos del Rey Demonio terminaron abruptamente en un punto en el tiempo que fue hace más de cien mil años; las cosas que se podían excavar usándolas como referencia se limitaban al equipo de Orichalcum, fragmentos de dicho equipo, y huesos del Dios Coloso Zerno, el Dios Dragón-Emperador Marduke, y el Dios Bestia Ganpaplio.

“Sin embargo, es un fragmento más pequeño que la punta de mi dedo”, añadió Tiamat.

“Gracias, Tiamat”, dijo Vandalieu.

“Mmm. Ahora bien, vierte tu sangre sobre este hueso y… —empezó a decir Tiamat.

“¡¿Tiamat?!” Deeana exclamó alarmada.

“No puedo hacer eso. Deeana quiere los huesos de Zerno”, dijo Vandalieu.

Lanzó ‘Vuelo’ para saltar sobre la mano de Tiamat, cogió el hueso de Zerno con ambas manos y se lo llevó a Deeana.

“Gracias… Vandalieu, necesito algo más que los huesos de Zerno. ¿Te importa?”, preguntó Deeana.

“Con mucho gusto, siempre y cuando sea algo que yo pueda proporcionar”, dijo Vandalieu, asintiendo y accediendo a esta petición sin pensarlo demasiado, simplemente asumiendo que ella quería este hueso para poder llorar a su padre Zerno, o porque quería hacer un amuleto con él.

“Quiero sangre, huesos, carne y órganos… preferiblemente órganos importantes”, dijo Deeana.

“¿Míos”, quieres decir? Hmm, órganos importantes… Todavía no tengo el corazón del Rey Demonio. ¿Servirá el cerebro?” preguntó Vandalieu, vertiendo sangre en las manos de Deeana, produciendo y entregando huesos y carne, y finalmente un cerebro creado por el cerebro del Rey Demonio.

… Ah, he visto esto en alguna parte antes, ¿no?, se dio cuenta Vandalieu.

“He recibido y acepto esto”, dijo Deeana, tragando la sangre de Vandalieu y otros tejidos de su palma, seguidos del hueso de Zerno. “Con esto, nuestro hijo nacerá pronto. No tengo tanta autoridad de madre y diosa como Tiamat, así que he necesitado más materiales que ella. Me alegro de que hayas reunido tantos fragmentos del Rey Demonio”.

“Como pensaba”, dijo Vandalieu.

Parecía que se convertiría en padre de dos hijos.

Bueno, este año cumpliré trece años. Pensemos que es dos años antes, decidió Vandalieu mientras observaba a Deeana frotarse la parte inferior del abdomen con una expresión de satisfacción.

“Papá, ¿voy a tener un hermano o hermana menor?”, dijo Bakunawa.

“Así es, Bakunawa”, le dijo Vandalieu.

“Pronto serás hermano mayor. Deeana es un Coloso que gobierna la luna; aunque quizá no tan profunda como la de Talos, tiene una profunda conexión con el atributo vida. Estoy segura de que nacerá un niño fuerte”, dijo Tiamat.

Los semidioses habían vivido desde la Era de la Mitología, y sus puntos de vista sobre el matrimonio eran muy diferentes de los de los mortales actuales. Deeana no era una excepción.




DONACIONES

¡Apóyame en Patreon o PayPal desde 1,50$ al Mes! Sin compromiso, puedes cancelar cuando quieras.


¿Tienes interés en ver como juego, mi proceso de traducción o simplemente hablar conmigo? ¡Sigueme en KICK!

Nota de Fälscher: Tengo pensado iniciar en algún tiempo cuando tenga mejor internet, solo con seguirme ya me ayudas muchisimo para hacerme partner de KICK


Views: 436

Categorías: Death Mage

Fälscher

Solo yo y mis traducciones