Capítulo 60: Capital Real, recadero y partiendo

Las espadas son sorprendentemente difíciles de manejar. Deberíamos llevarla en la mano, apoyarla en el hombro o llevarla a la cadera? Cuál será la mejor opción, realmente no tengo idea. Dado que Ciel es una hechicera, no hay necesidad de tenerla constantemente encima. Así que finalmente decidimos intentar ponerla en nuestra bolsa mágica y entró sin ningún problema. Nos dijeron que tenía tanto espacio como una mochila, así que pensé que tal vez no cabría debido a su longitud, pero al parecer es sólo una cuestión de volumen.

Teniendo esto en cuenta, el hecho de que tenga una hoja delgada también podría haber ayudado.

Después de regresar a la posada para esperar a que llegaran Chasse y su grupo, Ciel murmuró en voz baja: 「El solo hecho de ser una Princesa de la Canción puede cambiar tanto a la gente, huh.」

Era como si estuviera pensando en voz alta. Su voz no tenía mucho sentimiento detrás y se sentía terriblemente fría; me quedé sin palabras. Y tal vez estuve tan en silencio esta vez que Ciel me habló preocupada.

「Ain, pasó algo?」

『Bueno, si que nos descubran como Princesa de la Canción va a hacer que te traten tan horriblemente, estaba pensando que… quizás sería mejor si dejo de cantar en las tabernas y mantengo mi Trabajo oculto.』

「Pero te encanta cantar frente a la gente, verdad, Ain? Me dijiste antes que poder ganar dinero cantando te hacía feliz. Más importante aún, siempre te ves realmente encantada cuando cantas.」

『Aun así, vas a sufrir por esto, sabes? Además, ya que al parecer mi barrera se vuelve descuidada cuando canto, es posible que no pueda protegerte.』

「Eso nunca sucedería. Después de todo, eres increíble.」

De algún modo, Ciel terminó elogiándome.

「Incluso cuando descuidas un poco el control, no hay manera de que tu barrera sea destruida tan fácilmente. Por eso, no hay nada de que preocuparse.」

Después de decir eso, los ojos de Ciel se entrecerraron junto con una suave sonrisa. Las siguientes palabras que salieron de sus labios me hicieron cosquillas en los oídos.

「Y además, eres tremendamente adorable, entiendes?」

『E-eso es gracias a tu apariencia, no?』

「Eso no es lo que quise decir. Ain, como individuo, eres adorable. Esto no se trata de tu apariencia.」

Umm, eso… en serio?』

Esta vez me llamó adorable en un tono completamente serio y no tengo idea de cómo debería reaccionar. Cómo debería decir esto? Simplemente no puedo evitar sentirme… nervioso por eso. El hecho de que me sintiera así me sorprendió.

Estar nervioso significa que estoy feliz de que me llamen adorable? Si bien soy consciente de que me he inclinado considerablemente hacia el lado femenino, significa esto que he cambiado hasta el punto en que me siento feliz de que me llamen adorable? No es desagradable, pero siento como si una confusión indescriptible se arremolinara alrededor de mi pecho.

No, Ciel probablemente quiso decir adorable como un cumplido en un sentido general y estoy feliz de que ella tenga una opinión positiva de mí. Es similar a cómo las chicas en la Tierra pueden llamar lindo algo cuando no tienen ningún sentimiento negativo hacia ello. Si alguien tan hermosa como Ciel me hubiera llamado lindo cuando estaba vivo, me habría alegrado. Al imaginar este escenario, casi me siento temblar, pero estoy seguro de que es sólo mi imaginación. Debería serlo.

Mientras me ahogaba en mis pensamientos, Ciel habló con una expresión gentil, casi maternal.

「Pero verás, Ain, eres más adorable cuando cantas. Por eso nunca debes pensar que es mejor dejar de cantar, vale? Cuando estés cantando, yo seré quien proteja.」

Al escuchar las palabras algo tranquilizadoras de Ciel, 『Entendido.』 no pude pensar en ninguna otra respuesta.


Poco después de un intercambio que me dejó preguntándome quién es el más maduro entre nosotros, escuché un golpe en la puerta y nos dijeron que Chasse y los demás habían llegado. Como ya no teníamos ningún motivo para quedarnos en esta posada, trajimos todas nuestras cosas y nos dirigimos al área de recepción. Si bien hubiera preferido que los llevaran a nuestra habitación, supongo que querían evitar cualquier posible situación con hombres yendo a la habitación de una chica solitaria.

Esperando en el área de recepción solo había dos personas, Chasse y Viviana. Aunque, dado que no todos en su grupo tienen algo que decir, eso no me importa realmente.

Como hoy no soy yo quien tiene el control, Ciel será quien interactúe con ellos.

「Los hice esperar.」

「No te preocupes, está bien」

Al escuchar el breve saludo de Ciel, Viviana respondió casualmente.

「Como este incidente es el resultado de nuestro… o más bien del mal manejo de parte del Gremio de Cazadores, no hay necesidad de que te preocupes por eso. Después de todo, somos nosotros los que pedimos tu tiempo aquí.」

La respuesta terriblemente cortés de Chasse se debe a su propia personalidad, o está tratando de evitar disgustar a Ciel considerando lo grande que terminó siendo este incidente? Sea lo que sea, todavía tengo la intención de recibir la debida compensación.

Después de decirle a la recepcionista que dejaríamos la habitación, nos dirigimos a otro lugar, ya que este asunto no es realmente algo de qué hablar frente a una posada. El lugar al que nos llevaron era una pequeña casa en el barrio residencial. Mientras vigila el área, Chasse abre la puerta de la casa y entra. Tiene un interior sencillo, pero la mesa y los dos sofás parecen algo caros en comparación.

「Esto es?」

Ciel preguntó en un tono que rezumaba cautela.

「Un edificio propiedad del Gremio de Cazadores. Se usa en circunstancias particulares cuando el gremio o el solicitante no pueden hacer un movimiento en público, pero aún así tienen la necesidad de reunirse y discutir… supongo? Si bien solo se puede utilizar con autorización, esta vez se aprobó bastante rápido.」

「Ya veo. Entonces, qué tal fue?」

Como siempre, Ciel no parece interesada en otras personas. Por otro lado, esto significa que ella sólo está interesada en mí, lo que sí me hace sentir feliz. Aunque definitivamente no es algo de lo que deba estar feliz. Realmente quiero que Ciel haga buenos amigos.

Como Chasse y Viviana no prestaron atención a la forma de hablar de Ciel, supongo que lo ven solo como Ciel habla en privado, lo cual es un alivio.

「Para empezar, el Maestro del Gremio será un esclavo hasta que pague por completo una cantidad específica. Después de eso, puede decidir seguir haciendo el trabajo de subordinado o renunciar. Habría sido diferente si pudiéramos establecer más pruebas sobre lo que pasó ayer, pero realmente no tuvimos suficiente tiempo para hacerlo. Mientras tanto, trabajará como esclavo hasta que llegue el próximo Maestro del Gremio. Además, todos sus bienes serán confiscados. Si bien la cantidad estipulada se deducirá de sus bienes, definitivamente no podrá pagar sus multas a corto plazo. Con respecto al noble, el Gremio de Cazadores ha presentado una queja en su contra, pero esto no es realmente algo que pueda resolverse de inmediato.」

Después de que Chasse lo explicara en tono serio, Viviana continuó la conversación.

「En cuanto a Tolt, será dado de baja del Gremio de Cazadores además de que se le confisquen sus activos. Será monitoreado mientras tanto, por lo menos hasta que se considere que no va a hacer nada tonto. Si se observa que está planeando hacer un mal uso de su trabajo durante este período, en el peor de los casos, su cabeza saldrá volando en el acto. En cuanto a los diez que nos tendieron una emboscada ayer, serán degradados de rango.」

Hasta ahora, un montón de personas han sido degradadas después de involucrarse con Ciel, pero con diez más añadidas al registro, siento que esto podría terminar consiguiéndonos un alias, lo cual de cierto modo da miedo. Aunque Ciel, por otro lado, parecía absolutamente desinteresada al respecto.

「Y yo?」

「Para ti, se te otorgará la segunda bolsa mágica más grande en posesión del Gremio de la Capital Real, así como seguridad dentro del gremio.」

Dentro del gremio… verdad?」

Ciel, algo molesta, repitió las palabras de Chasse. Él, entonces continuó apresuradamente la conversación.

「Pero a cambio de eso, en caso de que la Capital Real tenga problemas con la estampida, no serás ni podrás ser obligada a pelear. Se reconoció la participación de nobles, pero está escrito en los papeles que esto es por razones de seguridad. Después de todo, no hay manera de que el Comandante de los Caballeros no se involucre cuando ocurra una estampida. Es comprensible no querer trabajar con alguien que intentó quitarte la vida. En el peor de los casos, es posible que incluso te asignen a trabajar bajo su mando. Por eso probablemente fue aprobado, si tuviera que decir algo.」

『Supongo que eso era inevitable. Después de todo, el gremio probablemente no pueda garantizar nuestra seguridad si nos metemos en problemas en algún lugar que no puedan monitorear. Alegrémonos de que hayan aprobado que no necesitemos trabajar si ocurre una estampida.』

『Si tú lo dices, no se puede hacer nada. Son buenas noticias siempre y cuando consigamos la bolsa mágica.』

「Entonces, Chasse. Ve a comprar por mí.」

Inmediatamente después de que Ciel dijo eso, sacó una hoja de papel que no necesitaba y anotó las cosas que necesitamos para nuestro viaje, como un saco de dormir y demás. Después de anotar todo, sacó algunas monedas y se las entregó a Chasse.

Uhhh…」

「No es una sorpresa considerando que no podemos garantizar su seguridad. Ríndete.」

「Antes también me miraron mal en una tienda de armas.」

Mientras Chasse tenía una expresión de perplejidad en su rostro, Viviana le dio una palmada en el hombro y Ciel les contó lo que pasó hace poco. No es que no tuviera conexión con la conversación, pero Ciel definitivamente omitió demasiada información. Me alegra que Viviana entendiera lo que Ciel quería decir.

Chasse sacudió la cabeza con resignación y preguntó: 「Viviana, puedes venir conmigo?」

「Absolutamente no. Te dije que tengo asuntos con Cielmer, no?」

Al ser rechazada por ella, Chasse parecía un cachorro abandonado.

「Entonces, en ese caso, puedo llevar la bolsa mágica que se suponía que debíamos darte ahora? Ya que voy a comprar tus cosas de todos modos.」

「No me molesta.」

「Bueno, voy yendo entonces. Será un problema si nos cruzamos, así que quédense aquí hasta que regrese.」

Mientras Chasse se iba por su cuenta, Viviana casualmente lo despidió con un 「Sí, sí, nos vemos luego.」

No sabría decir quién es el líder entre ellos, pero es insensible preocuparse demasiado por los asuntos de otras personas. Más bien, en el caso de la Reunión de Tontos, podrían ver al líder como un ser al que se le asigna el trabajo más molesto.

「Asuntos conmigo?」

「Terminé de escribir la carta de presentación. Además, supongo que para agradecerte lo de ayer. Lo mejor será guardar la carta dentro de la bolsa mágica. Tiene un sello de cera, por lo que perderá su validez si se abre por accidente.」

「Entendido.」

Ciel recibió la carta de presentación y la puso dentro de la bolsa mágica que estamos usando como monedero. Considerando que la espada también está adentro, debería estar cerca de su capacidad máxima, pero la carta entró sin ningún problema.

「Una vez más, gracias por lo de ayer. Cuando intenté usar hechicería, el resultado estaba literalmente más allá de mi imaginación. Es cierto que cambia el modo en que tengo que manejarlo, pero debería poder acostumbrarme de alguna manera.」

「Ya veo. Eso es bueno.」

「De verdad, tienes mi gratitud. Perdóname por no poder pagarte adecuadamente.」

Viviana bajó la cabeza, pero como diciendo que no le molesta, Ciel negó con la cabeza en respuesta. Después de eso, Ciel y Viviana tuvieron una charla intermitente mientras esperaban que Chasse regresara.


Cuando Chasse volvió, Viviana comprobó si había comprado todo y confirmamos que la bolsa mágica es auténtica. Cuando llegamos a la puerta que daba hacia el norte, el sol ya había empezado a ponerse. En cuanto a la hora, deberían ser alrededor de las 3 de la tarde. Todavía queda algo de tiempo antes de que termine el día, pero ya es un poco tarde para empezar algo nuevo.

Por esa razón, Viviana y Chasse, que vinieron a despedirnos, le preguntaron a Ciel si podía considerar irse mañana por la mañana. En respuesta, Ciel solo respondió 「Está bien.」 pero no hicieron más preguntas después de eso.

「Me voy entonces.」

「Sí, nos vemos de nuevo.」

「Nos vemos de nuevo algún día.」

Al escuchar el breve adiós de Ciel, Chasse y Viviana se despiden. Este tipo de situaciones me hacen pensar en alguna conmovedora escena de despedida; pero en el mundo de los cazadores, donde las personas que conoces podrían estar muertas mañana, tener despedidas bruscas no es particularmente inusual.

Sin volver atrás, Ciel se aventura hacia una nueva tierra.



Views: 46

Categorías: Two as one