Capítulo 59: Baño, envidia y tienda de armas

「Los niños en serio son cálidos y agradables.」

「Ya veo.」

「Oh, no te enojas por eso?」

「Soy consciente de que soy una niña después de todo.」

Luego de entrar al baño y lavarme, Viviana me tomó de repente por alguna razón. Actualmente, estoy en la tina mientras me abrazan desde atrás. Aunque el contacto humano se siente algo relajante, no puedo evitar mantenerme alerta. Después de todo, a esta distancia puede matarme con sus propias manos si quisiera.

「Así que no vas a bajar la guardia incluso en este tipo de situación?」

「Por el contrario, considera que baje la guardia lo suficiente como para permitir esto.」

「Supongo que eso tiene sentido. Cielmer… qué te motiva a persistir hasta este punto por tu cuenta?」

『Es porque Ciel está aquí conmigo.』

Luego de dar una respuesta inmediata que solo Ciel puede escuchar, actúo como si estuviera pensando la pregunta. Mientras pienso cómo debería responderle a Viviana, 『Nmn, mhh…』 Ciel deja salir unos ruiditos preocupantes. Pasó algo malo?

「Es porque quiero dejar este país aunque sea un segundo más rápido.」

「Y tienes una razón para eso, verdad?」

「Sin comentarios. Qué hay de ti, Viviana? Qué te hizo pensar en tener un baño conmigo?」

「……」

Escuchando mi pregunta, Viviana se quedó en silencio por un momento antes de bruscamente dejar salir un profundo suspiro.

「Estaba preocupada de que te estuvieras presionando demasiado. Pensé que quizás podría escucharte y quitar algo de peso de tus hombros.」

Ya veo, entonces pretendía aconsejarme. No veo la necesidad de hacer eso aquí en el baño, pero supongo vio esto como la oportunidad perfecta. Pensando en ello, Estos últimos días han tenido experiencias demasiado extremas para una niña de 12 años.

「Hoy, en particular, estuviste expuesta a una obvia intención de matar, verdad? Hay casos donde personas que están bien contra monstruos no pueden manejar malas intenciones de otras personas, ya ves?」

「Ciertamente, eso suena probable. El combate contra monstruos generalmente ocurre fuera de los muros de la ciudad, después de todo. En el caso de las personas, aunque puedes prepararte mentalmente para ello, incluso las calles en las que hasta ahora te has sentido seguro ya no seguirían sintiéndose así. En el peor de los casos, incluso podrías tener una crisis nerviosa por ello.」

「Sin embargo, ese no parece ser el caso para ti. Y eso a pesar de que ya parecías mentalmente exhausta por lidiar con el maestro del gremio antes de esto.」

「Bueno, ya estoy acostumbrada. Eso es todo lo que puedo decir sobre eso.」

「……」

Sé que es una discusión pesada, pero por favor no te quedes en silencio tan de repente. No puedo ver la cara de Viviana desde mi posición, así que ya no puedo adivinar qué está pensando.

「Por qué no salimos antes de que nos mareemos?」

「Cierto.」

Como Viviana no puede salir de la tina antes que yo, salí del baño primero y me sequé con una toalla. Luego, Viviana salió del baño viéndose bastante abatida, lo que está haciendo que las cosas se sientan algo incómodas, así que ignoré la atmósfera a propósito y le hablé.

「Viviana… te preocupas por mí porque soy una Princesa de la Canción, cierto?」

「Eso-!」

Viviana reaccionó de inmediato, pero supongo que no sabe con qué responder, viendo cómo dudó continuar sus palabras. Luego de un par de segundos que se sintieron como un largo tiempo, empezó a hablar nuevamente.

「Lo que me preocupa… no es por tu Trabajo. En realidad, mi grupo y yo te admiramos por ser Rango-C a tu edad a pesar de tener un Trabajo Decepcionante. Por eso… quería ser de ayuda, sin importar cuán poco. Aunque parece que esta ayuda no era necesitada.」

「Pues no.」

Escuchándome estar de acuerdo, Viviana incómodamente desvió la mirada.

「Viviana, agradezco que te sientas de esa forma. Sin embargo, aún… no tengo la libertad emocional para aceptar tu preocupación. Después de todo, solo han sido un par de días desde que nos vimos por primera vez.」

La razón de que bajara la guardia frente a Carol y Celia es porque estuvimos con ellas por varios meses; porque llegué a conocerlas hasta cierto punto. Y, aun así, soy reacio a decirles todo. Aunque parte de ello podría ser porque estamos en el país en que reside el Duque Rispelgia. Al parecer dándose cuenta de algo, la expresión de Viviana cambió de golpe.

「Eso es cierto. Supongo que me apuré demasiado con esto.」

「Sin embargo, hay algo con lo que me gustaría pedirte ayuda. Si no te molesta, me gustaría tener permiso para evitar pelear incluso si llegó a terminar involucrada en la estampida de la Capital Real.」

「Comunicaré eso y reportaré todo lo que ocurrió hoy. De ser posible, preferiríamos si también te unieras, pero no se puede hacer nada al respecto. Lamento haberte molestado hoy. Y… gracias.」

Luego de vestirse, Viviana fue a la puerta que lleva al exterior. Con su espalda en mi dirección 「Te veo mañana.」 me despedí. Viviana se dio la vuelta y se despidió con una mano mientras se iba, 「Hasta mañana entonces.」

Mientras me estiraba, finalmente habiendo terminado por el día, 『No es justo! No es justo!』 escucho la voz de Ciel en mi cabeza. Por la diferencia entre la discusión seria de hace un momento, sin querer me hizo reír. Por el otro lado, 『No seas mala, incluso me aguanté todo ese tiempo!』 Ciel reaccionó con un tono malhumorado.

『Lo siento por eso. Qué no es justo?』

『Que ustedes estuvieran en el baño.』

『Ya veo, debería haber cambiado entonces. Lo siento, no fui lo suficientemente considerado.』

Desde la experiencia de Ciel, nunca ha tenido ese tipo de contacto cercano con otras personas. Ya que está protegida por mi barrera, quizás debería haber cambiado con ella en ese entonces y solo concentrarme en mantenerme alerta. Sin embargo, Ciel dijo que me equivoco.

『No me refiero a eso. No es eso.』

『Umm, a qué te refieres?』

『No es justo que Viviana tomara un baño contigo! Yo también quiero hacerlo!』

『Ahh… Eso… sería difícil.』

『Lo sé. Lo sé. De todas formas, tengo envidia…』

En primer lugar, de cierta forma, siempre tomamos baños juntos. Sin embargo, considerando lo decepcionada que está Ciel, ese probablemente no es el punto. Puedo ver a Ciel desde un punto de vista objetivo, pero Ciel no puede. Pensando que esto podría ser la diferencia, pienso en lo que pasó antes en el baño mientras reemplazo mentalmente a Viviana con Ciel.

Aunque, con eso dicho, es absolutamente impensable que Ciel tome las mismas acciones exactas que Viviana. Después de todo, Ciel expresa un montón de mociones y se ríe hasta por las cosas más pequeñas. Incluso podría tener algunas expresiones faciales que solo podría ver si estamos cara a cara.

De ser así, seguro que sería extremadamente adorable… Mientras pensaba en eso, mi corazón repentinamente dio un vuelco.

Sacudí mi cabeza frenéticamente y hablé con Ciel para distraerme.

『Si, por alguna razón, llega un momento en que podamos hablar cara a cara, tomemos un baño juntas, Ciel. Si quieres, podría ser agradable lavar la una a la otra.』

『Fufu, eso sería genial. Es una promesa, vale?』

Parece que Ciel está de buen humor ahora. Dejo salir un suspiro de alivio y regreso el cuerpo a Ciel.

「Entonces, Ain. Qué deberíamos hacer mañana?」

『No vamos a irnos de inmediato luego de recoger la espada en la mañana y reunirnos con Chasse y los demás en la tarde?』

「Es seguro que vamos a recibir la bolsa mágica mañana, verdad? En ese caso, podríamos comprar algo de equipo de viaje también.」

『Ya veo, comprar una bolsa de dormir podría estar bien, después de todo. Entonces compremos algo de comida en conserva también.』

Y así, seguimos hablando hasta que Ciel se quedó dormida.


A la mañana siguiente. Un poco después de que el sol saliera, Ciel llegó a la tienda de armas de hace unos días. Como antes, quien se encargaba de la tienda es la señora que parecía ser la esposa del dueño de la tienda, y en cuanto vio a Ciel, nos dio una mirada de sospecha.

「Eres la chica del otro día, sí? La espada está terminada.」

「Ya veo, puedo llevármela entonces?」

「Antes de eso, podrías hablar con mi esposo primero? Dependiendo de las circunstancias, no te venderemos la espada.」

「…Entendido.」

Ciel mira fijamente a la señora mientras entra la parte de atrás de la tienda, 『Ciel.』 así que la llamo por su nombre para regañarla. Han sido dos días desde que me expusieron como Princesa de la Canción. Supongo que eso significa que, incluso con la orden de silencio, los rumos siguen extendiéndose. “La chica de cabello blanco es una Princesa de la Canción.” Incluso con solo esa información, debería ser suficiente para concluir que es Ciel. Ahora, me pregunto qué es lo que este hombre frente a nosotros tiene que decir.

Parecía adormilado la última vez que vinimos aquí, pero su mirada se ve algo aguda hoy.

「Tú, eh? Ordenaste un arma para una bailarina de espadas, verdad? Puedes probarla un par de veces?」

『Debería?』

『Sería una pérdida de tiempo meterse en una discusión aquí, así que hagamos lo que dice.』

『Cantarías para mí, Ain?』

『Si es después de que la pruebes por tu cuenta, encantado.』

「Entendido. Dónde debería hacer eso?」

「Tenemos un patio en la parte de atrás, intenta ahí.」

Ciel siguió al hombre al patio de la tienda, hay una figura humanoide parecida a un espantapájaros hecho de paja allí.

「Intenta usarla en eso.」

Cuando el hombre dijo eso, nos pasó una espada delgada con ornamentos adornando su mango. Luego de recibirla, Ciel dejó la vaina en el piso y preparó la espada.

Ciel no está sosteniendo la espada con ambas manos frente a ella; en su lugar, la está sosteniendo con una mano y con el pie opuesto a su mano posicionado detrás de su otro pie. De esa postura, rápidamente acelera hacia el muñeco de paja. Se acerca con un claro ritmo de tres pasos y corta los lugares correspondientes a las muñecas al mismo ritmo, primero arriba, luego abajo, y con una patada para terminarlo. Con el impulso de la patada, saltó hacia atrás para retroceder.

Eso terminó el primer flujo.

Luego de eso, Ciel ajustó su agarre en la espada un par de veces antes de eventualmente sostenerla al frente. Con dos respiros, entró de un paso y cortó las áreas correspondientes al cuello y los brazos, antes de retroceder de nuevo con un solo respiro. Aunque sus movimientos son un poco rígidos para describirse como “baila como una mariposa, pica como abeja”; como era de esperarse, usar solo a la Princesa del Baile no muestra demasiado efecto. En el caso de que Ciel solo pudiera pelear con una espada, probablemente sería más débil que Perla.

Ahora, como la fase de prueba de Ciel terminó, intentaré cantar una canción.

Una canción con un ritmo similar a los movimientos de Ciel de antes debería estar bien. De todas formas, incluso si es un poco diferente, Ciel se ajustaría al ritmo de la canción así que no necesita ser exacto.

Siguiendo el ritmo de la canción, Ciel blandió su espada y atacó. Lo que está haciendo ahora no es diferente a lo que hizo antes, pero su rigidez ya no está y sus movimientos fluyen naturalmente. Además, su fuerza también aumentó, resultando en que el muñeco de paja que antes solo podía cortar en la superficie ahora estaba rápidamente siendo destrozado, al punto en que no podía mantener su silueta original.

Para cuando terminamos, Ciel miró directamente al hombre. Él, incómodamente mira de vuelta a Ciel antes de repentinamente desviar la mirada y declarar: 「Pasaste.」

「Ya veo.」 Ciel solo dio una respuesta rápida, tomó la vaina y regresó al interior de la tienda. Entonces pagó el resto de la suma e inmediatamente dejó la tienda de armas antes de que le pudieran decir nada.



Views: 50

Categorías: Two as one