<< 24>> — Otra reunión

A los pies del Monte Kuguse.

Allí, en la parte más baja de la montaña, estaba la ciudad Kugutfulm, que parcialmente estaba al pie de la montaña.

El grupo que descendió por un camino improvisado entró a la carretera desde un lugar ligeramente elevado donde la carretera del este cruzaba la montaña. Era también el lugar que ofrecía una vista de la ciudad al pie de la montaña.

“Wow…”

Habían expandido artificialmente el río fluyendo cuesta abajo en la montaña, separándolo al este y oeste para crear una intersección y convirtiéndolo en un canal.

Kugutfulm se extendía desde el pie de la montaña acompañando el canal.

El canal brillaba bajo el sol poniente y se veía como una gema que decoraba la ciudad. Los tejados brillantes estaban en línea, manteniéndose cerca del río.

“La ciudad de agua, Kugutfulm. Digo, la mayoría de las ciudades de Setulev son llamadas ciudades de agua.”

Tim habló con orgullo viendo a Lucella verse impresionado.

Sin embargo, Lucella no estaba conmovida simplemente por su belleza, sino que porque seste escenario resonaba con él de algún modo.

“Este paisaje… siento que lo conozco. Vine a esta ciudad y…”

Él lo había visto. Conocía este paisaje. El paisaje de este lugar. En ese momento, ■■■■■ no había estado solo.

—“Esta es una buena ciudad. Simplemente no me puedo llevar a que me guste el mar, pero me gustan los ríos y canales. Y la mejor parte es que un dragón vive cerca. No te emociona el pensar que un dragón vive en la montaña que puedes ver desde la ventana?”—

Él la recuerda diciendo eso y sonriendo inocentemente como una niña.

—“Podría ser imposible irme de esta ciudad… Pero, si es esta ciudad, eso podría no ser tan malo.”—

Entonces se giró hacia él…

“Quién…? Quién era? Quién estaba conmigo cuando vi este paisaje…?”

Fragmentos de memoria. Las cosas que debería haber visto al conectarlos no estaban en ningún lugar. Cuándo intentaba forzarse a recordarlo, sentía como si su cabeza fuera a arder.

“Lucella…”

Kafal murmuró preocupada.

“Esta ciudad es la base de operaciones para nuestro grupo. Es una buena ciudad.”

Escuchando la voz de Tim, las memorias envolviéndose alrededor de la cabeza de Lucella como la niebla desaparecieron tal como se olvidan los sueños de la noche al llegar la mañana.

“Nosotros los aventureros somos por naturaleza viajeros sin conexión a reinos o ciudades. No me podría importar menos cuántos caballeros o nobles de este reino terminen muertos. Pero aun así, odiaría ver este paisaje familiar devorado por las llamas de la guerra y a los soldados que llegué a conocer terminando muertos… Ahora mismo, estoy haciendo lo que puedo por esa razón.”

Tim levantó el visor de su casco dorado brillante y miró a la ciudad con una expresión seria.

“Hacer lo que puede.” Eso significaba tomar prestada la fuerza del dragón del Monte Kuguse… Kafal?

“…Y así, es un poco cuestionable, pero he escuchado un rumor de que hay alguien en esta ciudad que puede interpretar al lenguaje de los dragones.”

“Alguien que puede interpretar el lenguaje de los dragones? Es siquiera posible eso?”

“Si estamos hablando de posibilidades, es posible! Sin embargo, es extremadamente difícil que un humano lo aprenda.”

“No estoy seguro si la persona de la que he escuchado es verdadera o no.”

Incluso Tim parecía estar dudando.

“Ayuda que estés aquí, pero cuando se trata de hablar con los peces gordos, comunicarse usando lenguaje humano imperfecto podría llevar a problemas, no crees?”

“Cierto… Podría llevar a malentendidos. Por mucho que me avergüenza decirlo, no tengo conocimiento del lenguaje de los dragones.”

Lucella sentía que Tim tenía cierta esperanza de que Lucella sería capaz de hacer de intérprete, pero desafortunadamente, no entendía bien lo que decía Kafal.

Kafal estaría dispuesta a escuchar con Lucella mediando entre ellos, lo cual tenía valor, pero no tenía confianza en que sería suficiente para superar la barrera del lenguaje durante las negociaciones con alguien como el rey.

“Así que sí, estoy planeando intentar encontrar a ese intérprete por el momento. En realidad comisioné una recopilación de información en el Gremio de Aventureros antes de que partiéramos a la montaña, así que primero tenemos que ir y confirmar lo que encontraron.”

“Ya veo…”

Lucella de repente miró de reojo a Kafal.

Ella lo estaba mirando ansiosamente un poco más atrás.

Un intérprete del lenguaje de los dragones… Si hay alguien así, me permitiría poder saber los sentimientos de Kafal correctamente?


Fue una completa coincidencia.

En ese punto, su tarjeta de aventurero había estado escondida en lo profundo del contenedor de almacenamiento y no se suponía que la volvieran a ver.

Sin embargo, Gemel estaba buscando algo y terminó topándosela por casualidad.

Y entonces, notó que los números imposibles que solía mostrar se habían vuelto aún más absurdos.

=====

Nombre: ■■■■■

Lv40

HP 852/852

MP 2398/2398

ST 716/716

STR 58

MAG 75

AGI 60

DEX 19

VIT 52

=====

En un cuarto de la posada designada del gremio (ya que habían dejado su casa alquilada), los miembros del Séptimo Dado miraban estupefactos a la tarjeta de aventurero.

Sería absurdo incluso llamarlo superhumano. Los parámetros escritos ya estaban mucho más allá del concepto de un humano.

“Los números aumentaron de nuevo…?”

“No son solo los atributos, incluso el nivel.”

“Espera, 40…”

El nivel era la representación numérica de la experiencia de combate de uno.

Sin embargo, esto no era algo absolutamente confiable tampoco.

Simplemente representaba la cantidad acumulada de la experiencia de uno, así que para decirlo directamente, el nivel aumentaría sin importar si corrieras un montón intentando escapar de un enemigo fuerte o si derribaras a dicho enemigo ya estando a las puertas de la muerte.

Un nivel alto era un punto de prestigio por supuesto, pero nada cambiaba realmente incluso si aumentara, así que los aventureros no le daban mucha importancia incluso si era uno de los indicadores de habilidad.

Sin embargo, eso solo era cierto si dichos números entraban en el territorio del sentido común.

Subir tu nivel gradualmente se hacía más difícil.

Si un ‘aventurero normal’ hacía trabajo de aventurero consistentemente y se retirara en sus treinta por la edad haciendo sus cosas, su nivel normalmente sería alrededor de 20…

Para llegar a los niveles más altos como 30, necesitarías hacer lo que se consideran hazañas heroicas.

De hecho, Gemel, que aún era joven, pero ya había llegado al nivel 22 estaba en el lado mejor de los aventureros. A este ritmo, podría llegar al 30 antes de retirarse, y usar ese número para moverse a una buena ocupación para la segunda parte de su vida.

Los niveles eran cosas que aumentaban a esa clase de ritmo.

Si uno fuera a aumentarlos desde el 3 hasta el 40 en tan corto tiempo, necesitarían subyugar a docenas de grandes oponentes.

Sí, por ejemplo, las Variantes que vivían en el Monte Kuguse…

“…Voy a tirarla!”

Gemel tomó la tarjeta de aventurero y se puso de pie como repelido por algo.

“Huh?! No habías dicho que no deberíamos hacer eso…”

“Le pediré a un mercader que conozco que me introduzca a alguien que se pueda encargar de cosas como esta!”

Solo dijo eso y voló fuera de la habitación, caminando a un ritmo rápido.

La sensación de la placa en su mano se sentía fría y desagradable.

“Muévete, estás en mi camino!”

“Kyaa!”

Encontraba a los peatones caminando sin preocupaciones una molestia.

Gemel empujó a todos en su camino mientras avanzaba enloquecido por una calle concurrida.

Pero entonces, sintió como si chocara con un pilar de piedra de cara.

“Arg?!”

Chocando con una silueta que daba una absurda sensación de peso, Gemel tomó daño por su propio paso rápido y fue derribado, cayendo hacia atrás.

“Ouch, bastardo, mira por dónde va-…”

“Tú eres el que necesita mirar por donde vas, Gemel. Cuida lo que dices luego de chocar contra una pequeña niña como ella.”

“Geh?!”

Gemel estaba estupefacto y miraba con los ojos bien abiertos aún sentado.

La razón de su sorpresa se debía a medias porque fue criticado por el líder del mejor grupo de la ciudad, Casco Dorado, Tim. Él era alguien que Gemel no podía igualar.

Y la otra mitad fue que la persona que chocó y derribó a Gemel era una niña a penas la mitad de su tamaño.

La chica con un largo cabello rojo llevaba un abrigo suficientemente largo para que se arrastrara.

A pesar de que alguien tan grande como Gemel chocara contra ella, se mantenía despreocupada, como si no hubiera sido nada más que el viento rozando su mejilla.

“Lo siento, dejaste caer algo.”

La chica le dio una adorable sonrisa y con calma tomó y regresó la tarjeta de aventurero de ■■■■■ que se le cayó a Gemel.

=====

Nombre: Lucella

Lv40

HP 852/852

MP 2398/2398

ST 716/716

STR 58

MAG 75

AGI 60

DEX 19

VIT 52

=====

Pero el nombre que solía estar borroso ahora estaba claramente escrito en ella.



Views: 16

Categorías: Reincarnated Dragon